Bekia Viajes

Usuario:

Contraseña:

Europa / Rusia
 
 
RUSIA

El Kremlin pide que se retire el baúl gigante de Louis Vuitton instalado en Plaza Roja de Moscú

Este elemento de la firma de lujo se erige junto al mausoleo de Lenin o la Catedral de San Basilio.
 

Autoridades del Gobierno ruso han pedido que se desmonte "de manera urgente" este icono de la distinguida firma de lujo. El gigantesco baúl ha conseguido su principal objetivo, crear polémica y que la imagen de la marca dé la vuelta al mundo. Una estrategia de marketing que el Kremlin no comparte, o al menos lo dio a entender ya con la instalación completa del baúl.

La presencia de este elemento en el centro de la capital rusa, en especial en el corazón de la plaza más importante y simbólica del país ha desencadenado múltiples críticas. Según fuentes del Kremlin "la construcción de ese pabellón no fue acordada con la Presidencia de Rusia".

Inauguración el 2 de diciembre


El gigantesco baúl es un pabellón dedicado a una exposición de la firma francesa con el motivo del 120 aniversario del centro comercial GUM, situado también a pocos metros del complejo del Kremlin y de la Plaza Roja de Moscú.

Museo Nacional de Historia en la Plaza Roja de Moscú

Museo Nacional de Historia en la Plaza Roja de Moscú


La exposición tenía el día 2 de diciembre como fecha de inauguración y en la web de la firma dedicada a la exposición la titulaba como 'El alma del viaje'. El dinero obtenido con la venta de entradas se pretendía donar a The Naked Heart Foundation. Según el centro comercial GUM, la decisión final se ha tomado debido a la reacción de parte de la sociedad rusa contra la presencia del pabellón en la Plaza Roja y que se sobrepasaron las dimensiones estimadas.

Según la agencia de noticias 'Ria Novosti' se ordenó la desinstalación inmediata del cofre de 9 metros de altura y 30 de longitud pues más que con fines caritativos se intuye que fue instalado con “fines publicitarios” en uno de los patrimonios mundiales proclamados por la UNESCO y sin querer afrontar ningún gasto.

La casa Louis Vuitton ha omitido todo comentario.
Alejandro Iriarte | 30 de Noviembre de 2013